Que debemos tener en cuenta para repartir publicidad impresa

Repartir publicidad en Madrid

Vamos a salir a la calle, para conocer los puntos a tener en cuenta para un reparto de la publicidad impresa. Para comenzar, debes saber que al contrario de lo que muchos piensan, repartir publicidad de forma física (mediante folletos, revistas, vales descuento y muestras de producto) además de ser muy utilizado por muchas empresas, sigue siendo un método efectivo.

La acciones de comunicación directa, que consisten en repartir publicidad, son un recurso que continua utilizandose pues siguen resultando efectivas. Pues tienen unos costes asumibles por todo tipo de empresas. De todas formas, repartir publicidad siempre debe ir acompañado de una buena planificación de la campaña. Estudiar muy bien las acciones y elaborar un buen díptico, cartel, triptico, folleto, flyer, revista o cualquier otro elemento de comunicación.

 

 

Para repartir publicidad, es necesario una licencia e IAE correspondiente del sector. Algunas empresas o profesionales han decidido repartir publicidad y pueden haber problemas legales a éste respecto.

Actualmente en España es legal repartir publicidad tipo buzoneo en determinadas zonas de España. De hecho, en el 99% de las localidades lo es, aunque debemos de tener en cuenta las indicaciones de algunos vecinos que no desean recibir publicidad en sus buzones. Lo contrario puede representar multas si alguno nos denuncia al repartir publicidad en ellos.

Por otro lado, el reparto de publicidad en mano y en parabrisas, es multado por muchos ayuntamientos. Este tema va cambiando según sus ordenanzas y persiguen en mayor o menor medida según “campaña”. (No de la publicidad, sino “de multas”).

Éstos datos para repartir publicidad en mano, sea cualquier sea el tipo de reparto, son válidos para espacios públicos. En espacios privados deberemos de acordar el reparto con el propietario. Por ejemplo de un supermercado, centro comercial, cine, etc.

Repartir publicidad tipo cartelería, es decir, realizar una pegada de carteles, es legal en la mayoría de localidades. Siempre que se haga en el exterior de comercios o universidades. El resto no es legal, salvo casos puntuales como tablones de anuncios acordados. Otra cosa es que no se multe en algunos ayuntamientos. Pero legal no es por ejemplo: colocar un cartel en una pared pública, en un semáforo, en una parada de autobús…